La historia de nuestro colegio

LOS PRIMEROS AÑOS

 

El inicio del curso 1979-80 trajo a nuestro municipio un profundo cambio en la estructura, hábitos y organización escolares. La puesta en funcionamiento del colegio, supuso el traslado de los alumnos de las diferentes escuelas unitarias del municipio a partir de tercer curso de E.G.B.
En el ámbito doméstico esto introdujo cambios en las costumbres familiares, pero sin duda, el cambio más profundo se dio en lo escolar. Las Escuelas Unitarias de los pueblos quedaron a cargo de las maestras (en aquella época las aulas de Preescolar tenían que ser atendidas obligatoriamente por mujeres), pasando a especializarse en el tramo de 3 a 7 años. Pronto se establecieron mecanismos de coordinación con el colegio para facilitar el paso de los alumnos al mismo.

En el colegio, hubo que "inventar" un sistema de organización y funcionamiento, ya que los profesores carecíamos de experiencia en este sentido pues la mayor parte de nuestra vida laboral había transcurrido en Escuelas Unitarias de diferentes comarcas de Cantabria. No obstante, la tarea resultó bastante enriquecedora y fructífera, al menos así lo percibimos nosotros, ya que el núcleo del profesorado del colegio procedíamos de las Unitarias del Municipio y desde hacía varios años trabajábamos en equipo en distintos proyectos, entre ellos la preparación de las mejores condiciones para que la integración en el colegio no supusiera especiales traumas.
Así, el colegio comenzó a funcionar con 257 alumnos, repartidos en 8 grupos de E.G.B y 1 de Preescolar (que permanecería durante bastantes años en la antigua escuela).

 

Luis, José Ángel, Enrique, Ramón y José Luis

El primer Claustro de Profesores estuvo compuesto por:

- José Luis Polanco Alonso, procedente de la Escuela de Hijas, donde ejercía desde 1975. Fue elegido primer director por el Claustro.
- José Ángel Hoyos Perote, procedente de la Escuela de Aés, a la que había llegado en septiembre del año 1974. Ocupó el cargo de Secretario hasta que su plaza fue suprimida por traslado de los alumnos de la E.S.O. al Instituto de Castañeda en 1999. En su hoja de servicios reune 25 años en el Municipio de Puente Viesgo.
- Antonio Espeso Saiz, titular de la Escuela de Puente Viesgo, en la que permanecía desde el año 1951. Se jubiló en el colegio en el año 1986.
- Luis I. Oruña Berzosa, que ocupaba la plaza de la Escuela de Vargas desde 1970. Tras permanecer 40 años en Vargas, se jubiló el año 2010.
- Enrique A. Lago Pérez, que había llegado a la Escuela de Las Presillas en 1975. En junio de 2016 se jubiló, después de permanecer en el colegio desde su creación y siendo director desde el curso 1983/84.

Junto a estos cinco profesores, procedentes de las Escuelas Unitarias, formaron parte del primer claustro: Mª Rosario Díaz de la Fuente, Isabel Agudo López, Yolanda Faces Gutiérrez y Ramón Cuesta García. Las clases de Religión estuvieron a cargo de los sacerdotes del municipio: Francisco Barriuso, Félix Ortiz y José Vivanco.